volver arriba

EL ORDEN DE LA PINTURA NO ALTERA LAS PALABRAS

En la sala 1 Guido Ignatti presenta un nuevo proyecto donde confluyen su interés por explorar la
pintura con su inclinación hacia un abordaje conceptual e investigativo. Aplica, entonces,
parámetros del arte de sistemas a la creación de pinturas, desarrollando un método donde las
elecciones de colores y temas están predeterminadas por los nombres de las tonalidades en la
cartilla de pinturas de interiores ALBA. Arma frases que juegan a ser poéticas encadenando los
nombres de varias tonalidades, que se transforman en el título y el origen de cada obra, y respeta
el porcentaje a utilizar de cada color según la cantidad de caracters que su nombre ocupa en la
frase. Por ejemplo, la obra Tu amor perfecto es un adorno del ayer tendrá 37,5% del color Amor
perfecto, 19% del color Adorno, 12,5% de Ayer y un 31% de negro que es el color asignado
a las palabras conectoras. Ignatti invitó otros tres pintores, Lorena Ventimiglia, Tiziana Pierri y Juan
Giribaldi a participar en su muestra aplicando este sistema, cada uno desde sus propias
interpretaciones de cómo utilizarlo.